Sociedades civiles con objeto mercantil cambian el modelo tributario

Tributación de sociedades civiles con objeto mercantil.

La nueva Ley del Impuesto sobre Sociedades establece que las sociedades civiles que tengan personalidad jurídica y objeto mercantil, serán contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades en los períodos impositivos que se inicien a partir del 1 de enero de 2016, y por tanto dejarán de tributar en el régimen de atribución de rentas regulado en la Ley del IRPF.

Como consecuencia del cambio de régimen fiscal, se incorpora un régimen transitorio en el IRPF, que regula la traslación de este tipo de entidades como contribuyentes del IRPF a contribuyentes del IS:

Los socios, personas físicas, de sociedades civiles que pasen a tributar por el Impuesto sobre Sociedades, podrán seguir aplicando las deducciones en la cuota íntegra por actividades económicas (artículo 68.2) que estuviesen pendientes de aplicación a 1 de enero de 2016, con los límites previstos en Renta, siempre que se cumplan las condiciones y requisitos establecidos en la Ley del Impuesto sobre Sociedades.
Las sociedades civiles con objeto mercantil que pasen a tributar por el Impuesto sobre Sociedades, deberán llevar su contabilidad de acuerdo con lo previsto en el Código de Comercio o con lo establecido en las normas por las que se rigen.

Por otro lado se establece un régimen fiscal especial aplicable a las sociedades civiles con objeto mercantil que voluntariamente opten por su disolución y liquidación, porque no quieren ser sociedades civiles contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades a partir de 2016:

  • El acuerdo de disolución con liquidación debe adoptarse válidamente en el primer semestre de 2016 y deberán realizarse con posterioridad al acuerdo, dentro del plazo de los seis meses siguientes a su adopción, todos los actos o negocios jurídicos necesarios, para la extinción de la sociedad civil.
  • Hasta la finalización del proceso de extinción de la sociedad civil, siempre que la misma se realice dentro del plazo establecido, continuará aplicándose el régimen de atribución de rentas, sin que la sociedad civil llegue a adquirir la consideración de contribuyente del Impuesto sobre Sociedades. En caso contrario, la sociedad civil tendrá la consideración de contribuyente del Impuesto sobre Sociedades desde 1 de enero de 2016 y no resultará de aplicación el citado régimen de atribución de rentas.
  • Las sociedades civiles disueltas podrían optar por convertirse en otro tipo societario, como por ejemplo una sociedad de responsabilidad limitada, o pasar su titularidad a una persona física, la decisión dependerá de cada situación concreta y es conveniente analizar caso por caso las ventajas o inconvenientes de las diferentes opciones.

¿Qué sociedades civiles tributan por el Impuesto sobre Sociedades a partir del 01/01/2016?

Las sociedades civiles que tengan personalidad jurídica y objeto mercantil serán contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades en los períodos impositivos que se inicien a partir del 01/01/2016.

Normativa/Doctrina: Art. 7 Ley 27 / 2014. DT 34ª Ley 27 / 2014

¿Qué actividades se consideran no mercantiles a efectos de la tributación de las sociedades civiles?

Las actividades ajenas al ámbito mercantil son las actividades agrícolas, ganaderas, forestales, mineras y las de carácter profesional.

Normativa/Doctrina: Art. 7 Ley 27 / 2014. Consulta Vinculante de la D.G.T. V 2376 – 15, de 28/2007.

¿Cuando se considera que una Sociedad Civil tiene personalidad jurídica a efectos del Impuesto sobre Sociedades?

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 1669 del Código Civil, la Sociedad Civil tiene personalidad jurídica siempre que los pactos entre sus socios no sean secretos. La Sociedad Civil requiere una voluntad de sus socios de actuar frente a terceros como una entidad. Para su constitución no se requiere una solemnidad determinada pero resulta necesario que los pactos no sean secretos.
Trasladando lo anterior al ámbito tributario, cabe concluir que para considerarse contribuyente del Impuesto sobre Sociedades, es necesario que la sociedad civil se haya manifestado como tal frente a la Administración tributaria. Por tal motivo, a efectos de su consideración como contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades, las sociedades civiles habrán de constituirse en escritura pública o bien en documento privado, siempre que este último caso, dicho documento se haya aportado ante la Administración tributaria a los efectos de la asignación del número de identificación fiscal de las personas jurídicas y entidades sin personalidad.

Normativa/Doctrina: Art. 7 Ley 27 / 2014. Consulta Vinculante de la D.G.T. V 2376 – 15, de 28/2007.

¿Cuándo se entiende que una sociedad civil tiene objeto mercantil a efectos del Impuesto sobre Sociedades?

A estos efectos, se entenderá por objeto mercantil la realización de una actividad económica de producción, intercambio o prestación de servicios para el mercado en un sector no excluido del ámbito mercantil.

Normativa/Doctrina: Art. 7 Ley 27 / 2014. Consulta Vinculante de la D.G.T. V 2376 – 15, de 28/2007.

¿Una comunidad de bienes, debe tributar por el Impuesto sobre Sociedades?

El artículo 7.1.a) la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, establece que, serán contribuyentes del Impuesto, cuando tengan su residencia en territorio español las personas jurídicas, excepto las sociedades civiles que no tengan objeto mercantil.

De esta forma se incorporan unos nuevos contribuyentes al Impuesto sobre Sociedades, las sociedades civiles con objeto mercantil, a diferencia de lo que ocurría con anterioridad a 1 de enero de 2016, en que las sociedades civiles tributaban bajo el régimen de atribución de rentas.

Por tanto, puesto que el único contribuyente que se incorpora al Impuesto sobre Sociedades son las sociedades civiles con objeto mercantil, la comunidad de bienes, seguirá tributando como entidad en atribución de rentas conforme al régimen especial regulado en la Sección 2ª del Título X de la LIRPF.

Normativa/Doctrina: Art. 6 y 7 Ley 27 / 2014.Consulta Vinculante de la D.G.T. V 2376 – 15, de 28/2007.

Exclusión de las sociedades civiles con objeto mercantil del IRPF.

Como consecuencia de la modificación del Código de Comercio respecto de determinadas actividades ahora con objeto mercantil,  se actualizarán tanto la Ley del Impuesto sobre la Renta, como la Ley del Impuesto sobre Sociedades, debido a que las sociedades civiles con objeto mercantil  van a estar  sujetas al Impuesto de Sociedades desde el 1 de enero de 2016, y por tanto ya no van a tributar como entidades en atribución por el IRPF.

Como opciones tendrán: el pasar a ser contribuyentes del IS, o en su caso proceder a disolverse y liquidarse.  Se establece pues un régimen transitorio en el IRPF que regula la traslación de este tipo de entidades como contribuyentes del IRPF a contribuyentes del IS, y también para  la disolución y liquidación.

Normativa/Doctrina: Redacción art. 8.3 de L 26/2014, en vigor el 01-01-2016. Art. 7 Ley 27/2014, incorpora al IS las sociedades civiles con objeto mercantil

Acordada por la entidad su disolución y liquidación se continuará aplicando el régimen de atribución de rentas hasta la liquidación sin que la sociedad civil llegue a adquirir la consideración de contribuyente del Impuesto sobre Sociedades.

El acuerdo de disolución con liquidación debe adoptarse en el primer semestre de 2016 y la sociedad se extinguirá en el plazo de 6 meses desde que se adopte el acuerdo.

Exención del ITP Y AJD.
No se devengará el Impuesto IVTNU con ocasión de las adjudicaciones a los socios de inmuebles de naturaleza urbana.
En el IRPF, IS y el IRNR de los socios sólo se tributará en el momento de la liquidación cuando se perciba dinero o créditos, en otro caso se difiere la tributación al momento en que se transmitan los demás elementos que hayan sido adjudicados al socio.

Normativa/Doctrina: DT 19 LIRPF redacción Ley 26/2014

Qué régimen transitorio podrán aplicar los socios pertenecientes a sociedades civiles mercantiles que pasen a ser contribuyentes por el IS.

Los socios, personas físicas, de sociedades civiles que pasen a tributar por el Impuesto sobre Sociedades podrán seguir aplicando las deducciones en la cuota íntegra por actividades económicas (artículo 68.2 de esta Ley),  que estuviesen pendientes de aplicación a 1 de enero de 2016, con los límites previstos en Renta.

Normativa/Doctrina: Modificación de la redacción del artículo 8.3 y DT trigésima LIRPF; Ley 26/2014

Fuente de información: Audiolis

Se eleva el límite a 30.000 euros para la exención de obligación de aportar garantía en las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento.

Hoy se publica en el BOE, la orden HAP/2178/2015 por la que se modifica la orden EHA/1030/2009, de 23 de abril, la cual estableció el límite exento de la obligación de aportar garantías en las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento en 18.000 euros.

BOE

BOE – Orden HAP/2178/2015

La presente orden tiene como objeto mantener la finalidad última de la exención prevista, que no es sólo la agilización del procedimiento de gestión de estas solicitudes, impulsando su gestión automatizada, sino también otorgar facilidades al obligado al pago para el cumplimiento de sus obligaciones de derecho público ante dificultades económico financieras de carácter transitorio. A este respecto se considera necesario elevar el límite a 30.000 euros de la citada exención de la obligación de aportar garantías.

Ámbito de aplicación.

La presente orden será de aplicación a la solicitudes de aplazamiento y fraccionamiento de pago de las deudas de derecho público gestionadas por la Agencia Estatal de Administración Tributaria, y por los órganos u organismos de la Hacienda Pública Estatal, con exclusión de las deudas a que se refiere el Reglamento CEE 2913/1992, del Consejo, de 12 de octubre, por el que se aprueba el Código Aduanero Comunitario, que se regularán por lo dispuesto en dicho Reglamento, salvo las que se contraigan en aplicación del artículo 220 del mismo.

Exención de garantías.

No se exigirán garantías para las solicitudes de aplazamiento y fraccionamiento de pago de las deudas a que se refiere el artículo anterior, cuando su importe en conjunto no exceda de 30.000 euros y se encuentren tanto en periodo voluntario como en periodo ejecutivo de pago, sin perjuicio del mantenimiento, en este último caso, de las trabas existentes sobre bienes y derechos del deudor en el momento de la presentación de la solicitud.

A efectos de la determinación del importe de deuda señalado, se acumularán, en el momento de la solicitud, tanto las deudas a las que se refiere la propia solicitud, como cualesquiera otras del mismo deudor para las que se haya solicitado y no resuelto el aplazamiento o fraccionamiento, así como el importe de los vencimientos pendientes de ingreso de las deudas aplazadas o fraccionadas, salvo que estén debidamente garantizadas.

Solicitudes en tramitación.

Las solicitudes de aplazamiento y fraccionamiento en tramitación a la entrada en vigor de la presente orden seguirán rigiéndose por lo establecido en la normativa vigente a la fecha de presentación de la correspondiente solicitud.

Alta de nacimiento en registro civil desde el hospital

Alta en el registro civil desde el hospital

Alta en el registro civil desde el hospital

Ya se puede realizar la inscripción de nacimiento al registro civil desde el hospital. Este sistema que se está implantado de forma secuencial en los hospitales de españa, permite realizar la gestión, dentro de las 72 horas posteriores al nacimiento, desde el propio hospital sin tener que acudir a las instalaciones de las oficinas de registro civil.

Para saber en qué hospitales y si se cumplen los requisitos para poder solicitar la inscipción visite la página web del ministerio de justicia: Menos tiempo para trámites.

Los mayores de 30 años pueden cobrar todo el paro para ser autónomos

El pasado 10 de Octubre entró en vigor la ley de fomento y promoción del trabajo autónomo y de la economía social, los desempleados pueden cobrar toda su prestación por desempleo si con ello van a iniciar una actividad como trabajador autónomo o bien para incorporarse como socio a una cooperativa o sociedad laboral.

Hasta ahora, sólo los menores de 30 años (hombres) o de 35 años (mujeres), podían beneficiarse de esta medida, mientras que el resto podían obtener el 60 % de la prestación en un sólo pago.

La nueva ley introduce también modificaciones que facilitan al trabajador autónomo que, en caso de que su empresa profesional no termine siendo viable, pueda disponer de la prestación por desempleo que dejó de percibir cuando comenzó a emprender. Así, se amplía el plazo, desde los 24 hasta los 60 meses, para que los autónomos mayores de 30 años puedan reanudar el cobro de la prestación por desempleo una vez iniciada una actividad por cuenta propia, una medida que, según datos de Empleo, beneficiará a unas 90.000 personas.

Entre estas novedades, la ley permitirá a los autónomos disfrutar de la tarifa plana de 50 euros fijos durante 6 meses, medida que se amplía también a aquellos que contraten empleados, al mismo tiempo que facilita a los autónomos económicamente dependientes (TRADE) que contraten a un trabajador que les sustituya para poder conciliar vida laboral y familiar.

Fuente: Expansión.

El DUE para extinción y cese de la actividad empresarial

El pasado día 2 de Octubre se aprobó el uso del DUE, el Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto que regula específicamente el contenido que debe tener el Documento Único Electrónico (DUE) para que mediante el mismo se puedan llevar a cabo, de manera integrada y por vía electrónica, los trámites necesarios para el cese de la actividad de las empresas individuales y para el cese y extinción de las sociedades de responsabilidad limitada. De este modo, se da un paso más en el cumplimiento de las medidas de la Ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización.

En este Documento de extinción y cese de actividad se incluirán todos los datos referentes al empresario individual y a las sociedades de responsabilidad limitada que deben remitirse a los Registros jurídicos (Mercantil, de la Propiedad…) y a las Administraciones Públicas (Tesorería General de la Seguridad Social, Agencia Tributaria…).

Datos a consignar en el DUE

Los datos a consignar en el DUE, serán de dos tipos: datos básicos, a cumplimentar al inicio de la tramitación, y datos a consignar en cada fase de la tramitación por las Administraciones Públicas competentes para la extinción y cese de la empresa y, en su caso, por el notario interviniente en la disolución, liquidación y extinción de la sociedad y por los encargados de los registros jurídicos.

Ambos tipos de datos figurarán en una lista, constantemente actualizada, en la subsede electrónica del Punto de Atención al Emprendedor (PAE) del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Una vez consignados el DUE, los datos básicos, el sistema de tramitación telemática le asignará el número CIRCE (Centro de Información y Red de Creación de Empresas) correspondiente, con lo que así se identifica de manera única e inequívoca al DUE y se podrá proceder a continuación a la realización de los demás trámites.

La cumplimentación y envío del DUE por vía telemática se podrá realizar, tanto a través del Puesto de Atención al Emprendedor del Ministerio de Industria, como del resto de PAE’s que presten este servicio.

Simplificación del proceso de cese y extinción

Con este Real Decreto se simplifica el proceso de cese y extinción de una empresa, ya que las Administraciones Públicas se ponen de acuerdo internamente evitando desplazamientos y trámites a los empresarios que quieren cesar su actividad o liquidar su empresa. Se opta por un proceso en un único paso y desde un único punto, los Puntos de Atención.

El Real Decreto favorece la segunda oportunidad de los empresarios mediante un sistema sencillo y rápido que les permita iniciar un nuevo proyecto empresarial lo antes posible. Se opta por empezar por los tipos de empresas más utilizados (sociedades limitadas y autónomos), con el objeto de ir ampliando este sistema a otras formas jurídicas más adelante.

Para obtener más información consulte la página oficial de La Moncloa.