Archivos de la categoría: Destacado

Participación en la I Carrera por equipos de Empresas de Murcia

El Diario La Verdad, con la colaboración de la Federación de Atletismo de la Región de Murcia y la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Murcia, organizó la I Carrera por Equipos de Empresas, que se celebró el pasado domingo 20 de Mayo, con salida y meta en el Paseo del Malecón y recorrido por el Paseo del Malecón y por la ribera del Rio. Con una distancia establecida para la carrera Absoluta de 10 Km. aproximadamente, los equipos estaban formados por 4 corredores.

Nuestros corredores

Participantes de la I carrera empresas

Participantes de la I carrera empresas

Tenemos que agradecer el interés y la ilusión vivida en la empresa con este evento, aunque sin duda, el mayor esfuerzo lo han realizado los 4 corredores que han representado como nunca nuestra filosofía de empresa: El trabajo en equipo, capacidad de superación y luchar por alcanzar la meta.

Desde GADE queremos reconocer y apoyar este tipo de iniciativas y animarlos para que participen el año que viene.

Los nuevos derechos en la RGPD.

¿Que es la RGPD?. El día 25 de mayo entra en vigor en todos los países de la Unión Europea una nueva legislación sobre protección de datos: el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). En él se especifica cómo deben tratar las empresas a partir de ahora los datos personales y la privacidad de los usuarios en el territorio de la UE.

Nuevos derechos

Además añade a los tradicionales derechos ARCO (Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición) recogidos en la actual normativa española nuevos elementos que mejoran la capacidad de decisión y control de los clientes sobre sus propios datos personales. Es mportante conocer las principales características de cada derecho.

  • DERECHO DE ACCESO: Permite a su cliente conocer y obtener gratuitamente información sobre sus datos de carácter personal sometidos a tratamiento.
  • DERECHO DE RECTIFICACIÓN:Se caracteriza porque permite corregir errores, modificar los datos que resulten ser inexactos o incompletos y garantizar la certeza de la información objeto de tratamiento.
  • DERECHO DE OPOSICIÓN: Es el derecho del cliente afectado a que no se lleve a cabo el tratamiento de sus datos de carácter personal o su cese en el mismo.
  • DERECHO AL OLVIDO: Por medio de este derecho se podrá revocar el consentimiento prestado para el tratamiento de datos personales en cualquier momento, pudiendo exigir la supresión y eliminación de los datos en redes sociales o buscadores de internet.
  • DERECHO A LA LIMITACIÓN DEL TRATAMIENTO: Permite solicitar el bloqueo temporal del tratamiento de los datos del solicitante cuando existan controversias sobre su licitud.
  • LÍMITE A LAS DECISIONES INDIVIDUALES AUTOMATIZADAS: Se trata del derecho a no ser objeto de una decisión basada únicamente en el tratamiento automatizado, incluida la elaboración de perfiles, que produzca efectos jurídicos o afecte de modo similar y de forma significativa.

16 años comprometidos con la calidad

Un año más, y ya llevamos 16, nuestros esfuerzos por mejorar el servicio que prestamos a nuestros clientes, se ha visto reconocido con la renovación de la normativa de calidad ISO 2001:2015.

Auditoría,

Trás la última auditoría de AENOR y revisado nuestros protocolos en todos los departamentos de GADE, hemos superado con buena nota todos los aspectos de la normativa.

De forma aleatoria, se van seleccionado los registros de control de cada uno de los departamentos, y se verifica que se realizan según marca el protocolo, el cual, tiene como objetivo garantizar que todos los paso de nuestro trabajo se realize sin errores.

Nuestros clientes.

Nuestro objetivo, es satisfacer las necesidades del cliente y al mismo tiempo realizar sus procesos de forma eficiente, con la esperanza en que nuestros clientes perciban en nuestro trabajo, la seguridad de un trabajo eficaz en tiempo y forma, lo que repercute en la satisfación y garantía de los servicios prestados.

Los trabajadores.

Y todo esto gracias a la gente que trabaja en GADE, un equipo de grandes profesionales, que son los primeros en cumplir y mantener actualizados los protocolos, adaptandolos a los cambios que esta nueva sociedad digital nos aboca.

Realizando periodicamente controles de seguimiento, que tienen como objetivo garantizar que día a día, se mantiene el nivel de calidad esperado de su trabajo.

Por ellos tanto a nuestros clientes como a nuestros trabajadores os damos las GRACIAS por confiar en GADE.

Cotizar en dos países, ¿cómo afecta a mi jubilación?

Pensando en la jubilación y como consecuencia de la crisis económica que ha padecido España en los últimos siete años es que ha provocado la salida del país de muchos españoles en edad de trabajar en busca de una oportunidad profesional en otros países. Este fenómeno ha puesto sobre el tapete algunas dudas que se plantean a la hora de planificar la jubilación: cómo calcular la jubilación y, específicamente, la cuantía de la pensión.

¿Cómo calcular la jubilación?

Para responder en qué afecta, la respuesta dependerá del país en el que se haya trabajado o se trabaje actualmente y de si tiene convenio de Seguridad Social con España. De ambos factores dependen circunstancias como los requisitos de cotización mínima, qué edad de jubilación se toma de referencia, si suman !os años para la jubilación anticipada, etc.

La Seguridad Social tiene suscritos convenios internacionales con múltiples países, aunque podemos establecer dos grandes grupos:

  • Reglamentos Comunitarios. Afecta a los que han cotizado en un país donde se apliquen los Reglamentos Comunitarios, es decir, países pertenecientes a la Unión Europea, Espacio Económico Europeo (Noruega, Islandia y Liechtenstein) o Suiza.
  • Convenios bilaterales. Afecta a los que han cotizado en un país que mantenga un convenio bilateral con España en materia de Seguridad Social: Andorra, Argentina, Australia, Brasil, Cabo Verde, Canadá, Chile, Colombia, Corea, Ecuador, Estados Unidos, Filipinas, Japón, Marruecos, México, Paraguay, Perú, República Dominicana. Rusia, Túnez, Ucrania, Uruguay y Venezuela.

A la hora de preguntarse cómo calcular la jubilación, aunque se haya trabajado en dos países diferentes, solo se cobra una única pensión. Ésta debe solicitarse en el país de residencia en el que sucede el hecho causante el momento de la jubilación, o en el último país en el que se haya desempeñado una actividad laboral si en ese momento la persona reside en un lugar distinto a los países en los que ha cotizado. Son las administraciones las que se ponen en contacto entre sí para verificar los datos, por lo que la solicitud de pensión, solo se realiza en uno de los países.

¿Cual sería la cuantía?

Llegado a este punto, para saber cuál es la cuantía de la pensión, cada país realiza dos cálculos para determinar la más favorable para el trabajador:

  1. Solo los años cotizados en ese país.
  2. Los años cotizados en ambos países.

En este caso, el país tiene en cuenta el periodo cotizado en el otro país, pero abonaría la parte proporcional de la pensión según los años que haya cotizado en dicho país. Es preciso señalar que en algunos países con los que España tiene convenio en materia de Seguridad Social, solo se realiza el segundo cálculo cuando no se pueden demostrar los años de cotización suficientes para acceder a la pensión nacional a través del primer cálculo (Estados Unidos, Canadá, Chile, Venezuela, México o Marruecos).

En el caso de los trabajadores que han cotizado en un país sin convenio con la Seguridad Social española, se estudia el derecho a pensión considerando únicamente los períodos acreditados en España, dejando en manos del trabajador la posible reclamación de los derechos adquiridos ante los organismos competentes de dicho país. Si por el contrario, se diera el supuesto de que un trabajador haya cotizado en España, en un país con Reglamento Comunitario y en un país con convenio bilateral, el supuesto es el mismo que en el caso de dos países, se realizan los cálculos por separado y se determina la opción más beneficiosa para el trabajador.

Las 10 dudas habituales en el seguro de Vida

Para asesorar con éxito ayudando en la protección.

Uno de cada cinco clientes potenciales asegura que no dispone de un seguro de Vida sencillamente porque no es algo en lo que piense.

Pero hemos de considerar que “debemos ser conscientes de la existencia de ciertos riesgos que no podemos controlar y que podrían cambiar el rumbo de nuestras vidas. Por ello, y para garantizar nuestra estabilidad y protección, así como la de nuestra familia, es necesario conocer bien las características de un seguro de vida. Este tipo de soluciones permite asegurar nuestro futuro y el bienestar de los nuestros cubriendo sus necesidades básicas (hipoteca, continuidad de los estudios, etc.) en caso de que el asegurado fallezca o tuviera que dejar de trabajar debido a una invalidez”.

Según un estudio sectorial, solo el 19% de los clientes que suscribe uno de estos seguros entiende la información que contiene. El informe estima que el 60% de los clientes del sector seguros es incapaz de entender el 80% del contenido de las pólizas. Por ello, el siguiente decálogo nos permite desmontar “dudas habituales y razonables” de los seguros de vida con el objetivo de clarificar y hacer más sencillo este producto de ahorro y prevención.

1.- ¿Qué nos aporta el seguro de vida?

El verdadero valor de un seguro de vida no reside en el capital asegurado sino en la tranquilidad de saber que tanto uno mismo como su familia estará protegido en caso de que surja cualquier imprevisto.

El seguro de vida permite asegurar un riesgo desde el primer momento de su contratación, durante el tiempo que se estime oportuno y cubriendo cualquier tipo de eventualidad.

 2.- ¿Los seguros de vida son caros?

Se tiende a pensar que se trata de un seguro caro, propio de las rentas altas. Tenemos que romper con la creencia errónea de que son caros. Los seguros de vida son productos muy asequibles con una relación coste/beneficio ventajosa.

 3.- ¿Cuánto debo asegurar?

El capital asegurado es una opción que debe valorar cada cliente dependiendo de su perfil, nivel de ingresos, expectativas y circunstancias personales. Lo idóneo, como regla general, es cubrir entre 3 y 5 veces los ingresos anuales de la familia para que, en caso de ocurrir algún imprevisto, la economía familiar no se desestabilice.

 4.- ¿Quién puede cobrar un seguro de vida?

El asegurado nombra un beneficiario y éste debe estar informado de la existencia de la póliza. En el caso de no figurar específicamente un beneficiario, los beneficiarios serán sus herederos legales; es decir su cónyuge, sus hijos por partes iguales, sus padres, etc. en orden de descendencia.

El asegurado puede modificar a sus beneficiarios cuantas veces desee.

 5.- Si soy joven, ¿me compensa contratar un seguro de vida?

Los seguros de vida suelen ir más allá de la clásica definición e incluyen varios supuestos que ocurren, independientemente de la edad, en los que el asegurado no pueda seguir trabajando, tales como invalidez permanente absoluta y diversas enfermedades como el cáncer o dolencias cardiovasculares.

 6.- ¿Es obligatorio contratar un seguro de vida con una hipoteca?

Hoy en día, es habitual que muchas entidades bancarias vinculen la contratación de una hipoteca a productos adicionales como los seguros de vida y hogar. En caso de contratar un seguro de vida vinculado a la hipoteca, lo idóneo es que el seguro de vida cubra el 100% de la hipoteca en el caso de que uno de los miembros de la pareja fallezca.

 7.- ¿Es obligatorio hacerse un chequeo médico para contratar un seguro de vida?

Algunas compañías aseguradoras exigen un reconocimiento médico en función de la edad del asegurado y el capital asegurado o, en su defecto, responder con veracidad a un cuestionario detallado con preguntas muy específicas sobre salud, hábitos y estilo de vida pues es una forma de medir el riesgo de la póliza.

 8.- ¿Puedo contratar un seguro de vida si tengo una enfermedad?

Las aseguradoras deben estudiar individualmente cada solicitud para poder ofrecer al cliente la solución que más se adapte a sus necesidades. Una vez estudiado el caso en particular y en función de la tipología de la enfermedad, podrá llevarse a cabo la tramitación de una póliza de vida con normalidad o, dado el caso, se aplicaría una sobreprima, una exclusión o una limitación de garantías. Por lo que es totalmente posible que una persona con una enfermedad, crónica o no, pueda contratar un seguro de vida.

 9.- ¿Qué coberturas adicionales tiene un seguro de vida?

Además de las tradicionales de este producto, existen multitud de coberturas opcionales que pueden adherirse al seguro tales como Invalidez Permanente Absoluta (IPA), diagnóstico de cáncer masculino y femenino, diagnóstico de enfermedades cardiovasculares (infarto de miocardio o accidente cerebrovascular), doble capital por accidente, indemnización por enfermedad o accidente e incapacidad profesional total y permanente. Estas pólizas también incluyen servicios enfocados a ayudar a las familias ante cualquier contingencia, tales como orientación médica 24 horas, orientación psicoemocional, ayuda a domicilio y, entre otros, testamento online y servicios jurídicos.

10.- ¿A qué edad debo considerar contratar esta póliza?

Aunque el seguro de vida ha estado históricamente muy vinculado a la tranquilidad familiar, lo cierto es que la edad de contratación de la póliza no tiene que coincidir con la de formar una familia. Un seguro de vida también es un aliado para situaciones accidentales de discapacidad y una forma de ahorrar, por lo que, a la hora de contratarlo, habrá que tener en cuenta múltiples factores relacionados con la situación laboral y/o financiera. Si bien, la mayoría de los expertos coinciden en que la franja ideal para la contratación del seguro de vida oscila entre los 30 y los 50 años.